El inicio de todo

Porque el primer paso a dar antes de comenzar un tema en nuestro secuenciador es abrir un "Nuevo Proyecto".

lunes, 3 de marzo de 2008

Clase 7 (tercera parte)

Las tomas

Es común pensar que un tema comienza grabándose desde el principio del tema hasta el final. Pero, no siempre es así.

Por lo general en la mayoría de los temas hay partes que se repiten y si pensamos que estamos trabajando con un poderoso programa que nos permite editar audio podemos entender que no hay necesidad de grabar dos veces lo mismo. No tendría sentido grabar al bajo en la segunda estrofa del tema si es igual a la primera.

Los que están involucrados directamente en la grabación (músicos, compositor, productor, etc) conocen al tema y saben de cuantas partes está compuesto y también saben cuales son las partes similares. Lo que tienen que hacer, es decidir que partes serán grabadas para luego ser copiadas a lo largo del tema. Esto nos ahorrará tiempo de grabación y esfuerzo. Si quisiéramos pensar en los contratiempos que se generan al grabar todo desde el comienzo hasta el final, lo primero que se me ocurre es que el músico se equivoque en determinada parte del tema y haya que volverla a grabar una y otra vez hasta que por fin le salen todas las estrofas mas o menos iguales. Esto es un gran contratiempo porque por lo general el técnico a cargo de la grabación le pedirá al músico que grabe varias tomas para asegurarse de tener al menos una buena.
Hablando de varias tomas…
Una vez estructurado el tema hay que hacer varias tomas. Si el músico toca bien y sabe lo que tiene que tocar yo grabo tres tomas. Y curiosamente, casi siempre me quedo con la tercera. Los músicos por lo general antes de la grabación están ansiosos o nerviosos así que la primera toma no siempre es la mejor. Aunque sea muy buena la ejecución de la primera toma, si le pedimos que la vuelva a tocar seguramente obtendremos una ejecución mejor y por supuesto una mejor toma. Al tener varias tomas de una misma parte, tenemos la posibilidad de elegir no solo entre las distintas tomas completas sino entre partes de esas tomas. Podemos cortar las mejores partes de cada toma y formar una nueva.

Aunque parezca un poco artificial esto de hacer varias tomas o de cortar y pegar las partes, es así como se hace. No funciona eso de grabar a todos juntos en una toma, ningún profesional lo hace. Por esta razón, no hace falta comprar una placa con múltiples entradas porque seguramente no las vamos a utilizar y al final seria un gasto inútil.

A alguno le resultará fácil esto de grabar a un instrumento y a otros quizá no tanto. Como mucho en la vida, es cuestión de práctica, no pretendan que todo salga bien en el primer intento. Tampoco piensen que esto es todo, hay mas, mucho mas después de esto.

Instrumentos sin salidas de señal

Si el instrumento no tiene una salida de línea ni de micrófono para la señal, lo que hay que hacer es tomar el sonido con un micrófono (o mas de uno). Los pasos a seguir son los mismos que con los instrumentos con salida de línea para el momento de la grabación. Pero se agregan algunos puntos mas a tener en cuenta a la hora de grabar con micrófonos. La posición del y la distancia del mic son importantes. Hay que hacer pruebas para ver cual es la mejor distancia y el mejor ángulo para el micrófono, según cada instrumento.

Hay instrumentos que suenan y vibran por varios lugares así que es importante saber cuales son eso lugares y decidir si hace falta grabarlos. Por ejemplo, una guitarra española sin micrófono incorporado podría ser grabada con un mic colocado en la boca del instrumento. Pero también se podría colocar otro mic a la altura del diapasón para tomar el sonido que se produce cuando los dedos frotan las cuerdas al pasar de una nota a otra.
Ahora la cuestión es saber si hacen falta esos sonidos en nuestro tema. Si es una obra solo para una guitarra, recomiendo poner dos o mas mic en distintos lugares, es mas, si la guitarra tiene una salida de línea (o micrófono), también colocaría micrófonos adicionales para tomar los sonidos del diapasón y la boca. Esto daría unas tomas espectaculares, con mucho cuerpo. Por supuesto que para hacer algo semejante hay que tener un mixer donde colocar los micrófonos y la salida de línea de la guitarra.
Este tipo de tomas con múltiples micrófonos se podría aplicar a casi todos los instrumentos. Esta forma de grabar está determinada para casos donde el sonido del instrumento está solo y dicho instrumento tiene un sonido naturalmente bueno. No es recomendable para instrumentos de baja calidad o para instrumentistas novatos porque serian muy notorios los defectos del sonido y de la ejecución.
Si el instrumento será tocado en un tema en el cual sonará junto con otros sonidos, no hace falta tanta fidelidad en las tomas, con esto me refiero a que el sonido de los dedos del guitarrista no se notarán si junto a la guitarra suena toda una banda. Así que con un mic alcanza, el resto del trabajo sonoro lo realizará la ecualización.
Tomadas las decisiones del caso y finalizadas todas las pruebas, estamos listos para grabar.

Grabación de voces

En el caso de grabar una voz, el procedimiento de las pruebas es el mismo que con cualquier instrumento. La toma variará dependiendo del tipo de, micrófono utilizado y de la ejecución de la obra. Al igual que con los instrumentos sin salida de línea o micrófono, lo que hay que hacer antes de hacer las tomas definitivas es probar en que posición del micrófono se toma mejor el sonido de la voz. No será lo mismo si ponemos el mic a 10cm que a 15cm ni será lo mismo si se coloca a 90 grados con relación a la posición de la boca del cantante que a 75 grados. Hay que tomarse un tiempo para probar cual es la mejor distancia y posición para cada cantante. Y como en el caso del ejemplo de la guitarra española, si grabamos a la voz con un mic directo desde la boca (en la mejor posición) y también ponemos un mic a unos 20cm aproximadamente en un ángulo diferente para tomar un poco del ambiente, lograremos una toma con mucho mas cuerpo a la que al final casi no tendremos la necesidad de ponerle efectos para colorearla (reverb). Esta es una técnica muy difícil que demanda mucha práctica pero los resultados son increíbles. Igual que en el caso de nuestro ejemplo de la guitarra, esto es cuando tenemos la necesidad de una toma semejante, si la voz sonará entre medio de otros sonidos, con un mic alcanza.

Si bien, a simple vista, parece demasiado complejo todo lo expuesto en las tres partes de la “Clase 7, la verdad es que con un poco de práctica esto no lo es tanto. Estas pruebas a mi me llevan no mas de cinco minutos por instrumento.

Dicen que La Práctica Hace al Maestro” así que a practicar.


Creative Commons License
This music free to share under a Creative Commons Music Sharing License.

¡ADVERTENCIA!

Los programas que están en este Blog son copias de seguridad si es que ya los tenés o para probarlos y luego comprar el original.


Algo para ver:
Valbé son: *Noe Recalde/dulce voz y guitarra *Vale Faiad/bateria y percu *Dami Helmer/freetless
Loading...